Instagram y la fotografía: Destacar en un mercado tan saturado

 

 

Cada día hay más fotógrafos y fotógrafas, sobretodo del género llamado “Lifestyle”

En Instagram, y solamente en mi zona, hay más de 300 cuentas que regularmente publican este tipo de fotografía. Echando cuentas, entre Valencia, Alicante, Barcelona y Madrid, las zonas con más movimiento en este sector, deben haber unas 3000 o 4000 cuentas con un aceptable número de seguidores.
El perfil medio de estos fotógrafos es de chicos y chicas de entre 16 y 23 años, que realizan sesiones más o menos sencillas, con modelos con muy poca o ninguna experiencia, y con sesiones editadas en Lightroom a través de presets.

Si disfrutas de la fotografía como hobby, como entretenimiento, genial, de verdad, la creatividad está para disfrutarla. Pero si quieres ir mas allá, si quieres vivir de esto, si necesitas destacar en un mercado tan saturado, sigue leyendo.

 

[…]Tarifas que nadie pagará porque hay decenas de fotógrafos en la misma ciudad que ofrecen el mismo resultado de forma gratuita.

 

Antes de empezar, quiero dejar claro que este artículo no es un ataque a un tipo de fotógrafos en concreto, es un análisis de la situación a través de mi experiencia y una forma de intentar ayudar en lo posible a los que quieran salir adelante en esto de la fotografía. Y también he de decir, que dentro de este grupo, hay auténticos máquinas que hacen trabajos exquisitos, y tiene 16, 18 o 20 años. Sería una lástima que se perdiera su trabajo en un mercado saturadísimo.

En mi canal de YouTube comparto mi experiencia en el sector de la fotografía, el retoque y el vídeo, a través de tutoriales y consejos. Visítalo desde -ESTE ENLACE- para mantenerte informado.

Hace no tanto tiempo, cuando una persona quería tener unas fotos bonitas, o un modelo necesitaba ampliar portfolio, buscaba a un fotógrafo para hacer las fotos. Hoy eso no pasa. Un chico o chica que quiera tener unas fotos bonitas, solo debe acudir a Instagram, localizar a uno de estos fotógrafos y fotógrafas que se ofrecen para intercambios, y pedirle una sesión.
La mayoría de las veces aceptarán sin mayor problema. Alguno de ellos puede que diga que tiene unas tarifas. Tarifas que nadie pagará porque hay decenas de fotógrafos en la misma ciudad que ofrecen el mismo resultado de forma gratuita.

¿Cómo hemos llegado a esta situación?

Desde hace 11 años que empecé en este mundo, cada vez que surge cierto avance nuevo en las redes sociales, la fotografía tiene un impulso grande, pero que termina por pasar. Es como cuando los móviles empezaron a permitir usar tus mp3 como tono de llamada, que todo el mundo llevaba sus canciones favoritas pero ahora todos vamos con el tono predefinido…
Pasó con Fotolog, pasó con Flickr, pasó con Tuenti y con Facebook, y ahora está pasando con Instagram.
Pero en esta ocasión es distinto. A día de hoy, todos tenemos internet en la mano, a todas horas y en cualquier lugar. Todos queremos estar guapos en redes sociales.

 

Este aire distendido y de estar pasándolo bien, han metido a la fotografía en el campo del entretenimiento, sacándola de su campo original.

 

Y el auge de Instagram se ha unido al auge de YouTube en España (sí, llegamos tarde, como a todo), lo que ha generado que ciertas cuentas consigan muchos seguidores. Ojo, no digo que esto sea malo, tantos seguidores tienen sus motivos; bien sea por la forma de expresarse, por el trabajo que realizan o por cómo tratan a sus seguidores, el caso es que hay cuentas con muy buena salud dedicadas a fotografía.

Sin embargo, todas tienen algo en común; el tipo de fotografía es “sencilla” (que no fácil). No hay tantas cuentas famosas en España que se dediquen a fotografía de producto, o de publicidad, o sesiones bien preparadas con maquilladores, peluqueros, estilistas…
No, lo más habitual son sesiones sencillas, en la calle, con colabroacion de amigos y conocidos.

Este aire distendido y de estar pasándolo bien, han metido a la fotografía en el campo del entretenimiento, sacándola de su campo original, que es UNA PROFESIÓN.
Y esto ha hecho que muchísima gente se sume a comprarse una cámara y salir a hacer fotos con sus amigos y amigas. Y repito, me parece genial, yo también lo hago cuando puedo, porque disfruto con la fotografía.

 

¿Dónde viene el problema? El problema viene cuándo mezclamos el entretenimiento con el trabajo en este sector.
Si quieres cobrar por hacer fotos. ¿Qué demonios haces regalándo las fotos? Nadie va a pagar por algo que haces gratis con otras personas… Y no debería molestarte cuándo te pregunten y no aceptn pagarte lo que pides… Seamos sinceros, en estas cuentas de fotografía, la inmensa mayoría de las fotos, son fotos que se han hecho de forma gratuíta. ¿Cómo va a entender la gente que te pregunta, que tienen que pagarte?

 

Porque esto va a terminarse algún día, más bien pronto creedme, y entonces todo este trabajo no habrá servido de nada.

 

A ver, que sí, que es muy divertido, y entretenido hacer fotos, y cada uno regala sus fotos a quien le da la gana, y también es bonito ver cómo suben los seguidores, y los likes y hay comentarios y feedback. Si nuestra finalidad es esa, entonces estamos comprando seguidores y likes, a costa de nuestro trabajo. Estamos pagando seguidores y likes con nuestras horas, nuestras cámaras y nuestro cansancio.

La finalidad de tener más seguidores debería ser que nuestro trabajo llegue a más gente,de esa forma podríamos tener más clientes potenciales. Pero el concepto “cliente” deja de tener sentido si no vamos a poder obtener un beneficio porque hacemos las fotos gratis.
Vale, es la situación que hay, ¿qué podemos hacer? Porque esto va a terminarse algún día, más bien pronto creedme, y entonces todo este trabajo no habrá servido de nada. Aprovechad ahora ese impulso que tiene la fotografía para destacar y colocaros en una buena posición profesional.

  • Primero. Si de verdad quieres dedicarte a la fotografía, deja de regalar sesiones. No tiene sentido que en tu perfil ponga “Tarifas por privado” y que luego en tu Stories ofrezcas sesiones gratis todas las semanas. Tu puedes hacer fotos gratis con quien quieras, pero no aceptes que alguien te pida una sesión gratis…
  • Segundo. La edición. Por tener una cámara no te conviertes automáticamente en retocador, y no pasa nada. Parece que ahora todo ser humano con cámara usa LR como el mejor. Una cosa es que tus fotos tengan una gama cromática concreta, porque siempre usas los mismos colores en la ropa o en el fondo. Y otra cosa muy distinta es meterle a todas las fotos el mismo filtro o preset.”Es que es mi estilo” Entonces tu estilo es que no sabes editar. Eso es muy feo y muy poco profesional. NADIE va a contratar esos resultados.

Que sí, que todas las fotos con un mismo color quedan muy monas en IG, pero en el mundo real, eso no tiene sentido.

 

  • Tercero. Ofrece algo distinto. El 99% de este tipo de cuentas en Instagram son idénticas, no podríamos diferenciar las fotos de una u otra cuenta. Haz algo que te identifique DE VERDAD. Tus fotos tienen que funcionar dentro y FUERA de instagram. Que sí, que todas las fotos con un mismo color quedan muy monas en IG, pero en el mundo real, eso no tiene sentido. Cada foto o cada sesión necesita una edición particular y concreta, dentro de tu estilo, pero diferente entre ellas.
    ¡La mayoría no preparan las sesiones! Van al parque de turno con lo que lleven puesto, y venga, a hacer fotos. Párate. Prepara la sesión, piensa en los encuadres, piensa en los colores, piensa en la temática, estilo, actitud de los modelos que necesitas, estilismos, maquillaje… Mäs vale hacer una sesión a la semana bien preparada, que una cada día que sea bajar al parque y hacer fotos como salgan (y luego le metas el mismo preset que a todas)
  • Cuarto. Concreta. Los profesionales que consiguen vivir de esto es porque ofrecen algo muy concreto. Un tipo de fotografía que nadie más ofrece. Si te gustan los retratos, céntrate en los retratos. Si te gusta la editorial de moda, haz editorial de moda. Esto, que parece tan obvio, es el principal problema, que vamos a todo lo que salga. “Que hoy he quedado con un chico muy mono? Pues retrato con un 85mm. Que mañana he quedado con una chica con un cuerpazo? Pues ropa de baño en la playa a planos enteros con un 35mm”
    Evidentemente no hay que quedarse solo en un tipo de trabajos, pero sí que debes concretar tu especialidad y estilo para que cuando suene tu nombre, digan “Ah vale, Fulanito, el de los retratos con ese color tan bonito”

[…]solo conseguirás mantener tu status de “fotógrafo gratuíto” y nunca podrás cobrar por algo que la mayoría hace gratis.

 

  • Quinto. Los seguidores… de verdad. ¿Para qué quieres más seguidores? Y esto no es una pregunta retórica, es una pregunta real. Piensa la respuesta.
    Tal vez quieras más seguidores para llegar a más gente y poder vender tu producto. ¿No? Sería lo lógico. Aunque puede que quieras llegar a más gente para ser conocido en tu instituto, o en tu barrio, y ya está. Perfecto, no me meto ahí, pero eso no te va a dar trabajo.
    Los clientes no buscan profesionales de la fotografía por su número de seguidores, a no ser que lo que busquen sea, además de unas fotos, un alcance, en cuyo caso el trabajo no es solo de fotografía, si no de marketing. Puede que quieras eso y necesites muchos seguidores para ello, es perfectamente respetable.
  • Sexto. Fórmate!!! Una de las grandes lacras de esta generación. No hace falta hacer carrera de fotografía,
    pero hay miles de talleres y cursos en todas las ciudades! No vale sólo con tutoriales de YouTube. Fórmate, conoce a PROFESIONALES, mira cómo trabajan, aplica nuevas técnicas. De otra forma, solo conseguirás mantener tu status de “fotógrafo gratuíto” y nunca podrás cobrar por algo que la mayoría hace gratis, además, tu estilo estará limitado por el estilo de tu entorno de fotógrafos, que están igual que tú.

Una cosa está clara. Sea cual sea tu caso, piénsalo bien, y piénsa hacia dónde gastar tu energía y tiempo. Conozco a mucha gente que está tan centrada en publicar cada día una foto, que deja de lado los aspectos de la foto en sí mismo, como la preproducción o la postproducción, que son importantísimos. ¿De verdad te compensa estar generando imágenes cada día para recibir likes y seguidores, en lugar de crear imágenes interesantes? Revisa tu perfil de IG ¿te parecen buenas las imágenes de el mes pasado? Si las vieras en el perfil de un profesional, ¿lo contratarías?

Y si realmente quieres seguir haciendo fotos gratis, mira, no me voy a meter en eso, allá cada uno, pero entiende que esto es una profesión, que el trabajo y dedicación de muchos profesionales merece un respeto, si no, los profesionales nunca respetarán a los que empezamos haciendo trabajos gratis.

 

Share this!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on TumblrPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone